Grupo Avatar PUCP
Grupo Avatar PUCP

Aprendiendo a programar con ‘hechizos’

E-learning, Videojuegos
23/04/2013  |  por Ronald Cotaquispe

CodeSpells es un videojuego en el cual los chicos, tanto de primaria como de secundaria, asumen el papel de un mago (aunque, la verdad, más se parece a un alienígena) y deben realizar conjuros para, por ejemplo, encender el fuego o hacer que objetos floten en el aire. Pero esos conjuros son en realidad códigos en Java.

Unos 40 chicos de entre 10 a 12 años tuvieron la fortuna de ser los primeros en jugar CodeSpells, un videojuego que, a primera vista, luce como cualquier otro. Trata sobre un mago (el jugador) que llega a una tierra habitada por gnomos para enseñarles a hacer magia, algo en lo que ellos fueron expertos hace mucho tiempo pero que por alguna razón desconocida olvidaron.

Al momento de jugar, aquellos 40 chicos tenían la capacidad de realizar siete hechizos que les permitían encender fuego, hacer que objetos floten en el aire, entre otras cosas. Solo tenían que decir (o mejor dicho, escribir) unas ‘palabras mágicas’ y listo, ocurrían cosas sobrenaturales. Pero dichas palabras no eran otra cosa más que códigos en Java, uno de los lenguajes de programación más utilizados. Y así, sin darse cuenta, los chicos aprendieron a programar.

“Enseñar a los niños cómo programar debe ser una prioridad en una sociedad donde la tecnología es cada vez más importante”, dijo Sarah Esper, una de los desarrolladoras de CodeSpells. Este juego, pues, fue hecho por científicos en computación de la Universidad de California en San Diego con ese propósito.

“La programación también enseña pensamiento lógico. Queremos que los niños sean adictos a aprender a programar como con los videojuegos”, menciona Stephen Foster, la otra involucrada en este proyecto.

Para llevarlo a cabo, Esper y Foster encuestaron a 30 profesionistas en computación para identificar las cualidades que deber tener la enseñanza de la programación fuera de clases. Pero además investigaron cómo los programadores más exitosos aprenden su oficio. La conclusión a la que llegaron fue que el aprendizaje de los futuros programadores debe ser creativo y exploratorio.

Deja un comentario

Imágen CAPTCHA
*

Suscríbete

Suscripción

Entérate de los últimos artículos del blog

Artículos recientes


© 2018 Grupo Avatar PUCP