Grupo Avatar PUCP
Grupo Avatar PUCP

Mundos virtuales

Presentación

Presentación

A primera vista parecen videojuegos y, de hecho, muchos suelen pensar, erróneamente, que eso es lo que son. Si queremos definirlos en una sola palabra, podemos decir que los mundos virtuales son la Matrix. Si han visto la película del mismo nombre, realizada por los hermanos Wachowski y exhibida en los cines en 1999, sabrán a qué nos referimos. La Matrix es un mundo creado por computadora que, con edificios, árboles y todo lo que podemos ver a nuestro alrededor, aparenta ser el nuestro. Y los humanos, sin saberlo, viven dentro de él. Los mundos virtuales son eso también.

Los mundos virtuales en 3D son espacios artificiales creados por computadora, que recrean ambientes reales pero que solo existen en el software de una computadora. En ellos encontramos lugares como los que podríamos hallar a la vuelta de la esquina, pero hechos enteramente con códigos de programación. Hay sitios tan comunes como casas, centros comerciales y discotecas, pero también tan insólitos como estaciones espaciales, castillos medievales y planetas ficticios. Y es que, como todo es virtual, nada impide que los usuarios creen lo que les plazca.

Si acaso soñaron con caminar en la luna, en los mundos virtuales lo pueden hacer. Si su máxima aspiración fue conocer la Gran Muralla China, pueden llegar a ella con un par de clics. Nada se los impide. No por nada el eslogan de Second Life, el mundo virtual más famoso de todos, es “Tu mundo, tu imaginación”.

Otro aspecto importante de estos espacios es la interacción. Están poblados de personajes virtuales llamados avatares. Algunos tienen forma humana y otros no, pero cada uno, sin excepción, es controlado por una persona desde su computadora. Así, lo que tenemos son miles de personas de todo el planeta relacionándose en un mundo nuevo y sin distancias. Se entablan amistades, proyectos, negocios y hasta romances pero, obviamente, con implicancias distintas a los del mundo real.     

Arte en Second Life

Arte en Second Life

Como mencionamos en el apartado anterior, en Second Life los usuarios pueden crear lo que les plazca, desde el objeto más minúsculo e insignificante hasta el escenario más increíble jamás imaginado. Entre dichas creaciones hay ropa, joyería, viviendas y, en igual o incluso mayor medida que los anteriores, obras de arte.

No solo hablamos de dibujos, pinturas y esculturas como las que encontraríamos en cualquier galería convencional, sino también de producciones atípicas, que en el mundo real serían irrealizables y, por tanto, asombran al espectador más de la cuenta. En Second Life una pieza artística puede tranquilamente flotar en el aire, pues en este mundo virtual la Ley de la Gravedad no es una dictadura ineludible. Más bien, es una opción que se elige democráticamente.

Aparte de que no limita para nada su creatividad, el metaverso también les permite a los artistas difundir sus obras a un público más amplio. ¿Qué decimos amplio? Mundial, para ser más exactos. Gente de todo el mundo se conecta a Second Life desde sus computadoras, y como todos ellos tienen la posibilidad de teletransportarse de un sim a otro, eso los convierte en una potencial audiencia.

Como si eso fuera poco, hacer todo esto –crear y difundir arte– no cuesta nada cuando todo es virtual. Por eso, en el mismo sim del Grupo Avatar tenemos varias galerías con obras de docentes y alumnos de la PUCP. Los ambientes en que se encuentran, incluso, son piezas de arte en sí mismas, pues han sido edificados con la minuciosidad que le pone un pintor a su más grande cuadro.

ReactionGrid

ReactionGrid

Reaction Grid es un mundo virtual pero, a diferencia de Second Life, que es un espacio de entretenimiento, tiene como propósito fomentar la investigación y la educación. Creada por John Lester, a quien tuvimos el agrado de tener en una conferencia organizada por el Grupo Avatar en el 2011, esta plataforma da cobijo en su interior a sims de grandes multinacionales como Microsoft e IBM, además de instituciones educativas como el Boston College, el Politécnico de Hong Kong y la Universidad Autónoma de México.

En apariencia, Reaction Grid es idéntico a Second Life: poseen los mismos gráficos, los mismos comandos, la misma lógica… Pero existe una diferencia sustancial: el primero otorga a los usuarios total control sobre los objetos y entornos. Tienen libertad para administrarlos, modificarlos y compartirlos a su antojo, y sin costo alguno. En Second Life todo se mueve en torno al dinero (los dólares linden); en Reaction Grid, no.

Por ello resulta más provechoso para los educadores. La PUCP posee un espacio mucho más grande en este mundo que en Second Life. Está dividido en cuatro islas –llamadas PUCP, Arte, Winternitz y Chimú–, en las que se realizan conferencias, clases, exposiciones de arte, entre otras actividades.


© 2017 Grupo Avatar PUCP